Para de Tomarte Todo Personal

¡Hola!

En mi último artículo (Cómo estás Creando tu Vida) te comentaba que la experiencia de vida se crea de adentro hacia afuera. Es decir que las circunstancias no te definen; no eres tu pareja, ni tu dinero, ni tu cuerpo. Somos nosotros los únicos que podemos crear nuestra vida a través de lo que pensamos. No tenemos el control de todo lo que nos pasa, pero tú decides qué vas a pensar ante esa situación. A partir de ahí la vas a vivir desde un lugar de bienestar, o de estrés y angustia.

Partiendo de lo anterior, quisiera hablarte de algo que veo muy común en nosotros. Nos pasa con nuestros seres queridos, con nuestros compañeros de trabajo e incluso con desconocidos: nos tomamos las cosas de manera personal. Creemos que todo lo que dicen o hacen los demás va directamente en contra nuestro y, en consecuencia, nos torturamos con pensamientos de inseguridad, rabia, preocupación etc.

Pero así como tú creas tu vida a partir de tus pensamientos, los demás también. Cada ser humano es un mundo de pensamiento y cada uno va actuando según lo que va pensando. Es imposible estar teniendo pensamientos de amor y actuar violentamente. ¿Pero qué tiene que ver esto con no tomarme la vida personal? ¡Que el otro no se está relacionando directamente contigo! Se está relacionando con sus pensamientos; y a partir de ahí actúa hacia ti. De la misma manera lo haces tú; no te relacionas directamente con los demás, sino con tus pensamientos acerca de los demás.

Esto lo cambia todo. Si logras reflexionar en esto créeme que te quitarás un peso de encima. Empezarás a darte cuenta de lo impersonal que es la vida. Si por ejemplo a una mujer la molestan por estar gorda, ella se puede sentir insegura y pensar que no es suficiente para los demás. Pero también puede notar que los demás no se están relacionando directamente con ella sino con los pensamientos que tienen acerca del peso. Tal vez les enseñaron que estar delgado es lo correcto, que una persona atractiva es una persona delgada, que si estás pasado de peso no vales (créeme, este ejemplo es más común de lo que parece; incluso a mí me pasó). Si notamos lo impersonal de la situación, nos damos cuenta que el problema no es la mujer, seguramente ella es un ser humano maravilloso. El problema son los pensamientos de los demás acerca del peso y ahí es donde ella se puede liberar y estar tranquila con lo que realmente es.

Durante esta semana me gustaría que te dieras cuenta cada vez que te estés tomándote algo personal. En ese momento piensa que no es así, que todo está en el pensamiento del otro. Te garantizo que te sentirás mas seguro y dejarás de darle vueltas a cada situación. ¡Espero que este artículo sea de gran aporte en tu vida!

Si quieres tratar temas específicos en tu vida contáctame y agendamos unas sesiones para ti. Pueden ser SESIONES ONLINE si te encuentras fuera de Bogotá (Colombia) o SESIONES PRESENCIALES si estás en Bogotá. 

También te podría gustar...