Más Éxito – Menos Estrés

Cada día de mi vida trato de sentir menos estrés. No implica que hoy no lo sienta y definitivamente todavía tengo que trabajar en eso. Pero veo a mi alrededor y ¡estamos invadidos por ese mal! Es como si fuera un virus contagioso, como una epidemia que atacó a la humanidad. ¿Pero es necesario vivir estresados?

El estrés se volvió como un estilo de vida, como algo obligatorio. Es como si fuera la respuesta obvia a lo que nos pasa. Cuando pasamos por circunstancias delicadas, creemos que lo más responsable es preocuparnos y estresarnos. Cuando vemos a una persona estresada la admiramos: “Es que Fulano es tan responsable, tan apasionado y tan comprometido. Ojalá todos fueran como él”. Cuando alguien nos pregunta cómo estamos, nuestra respuesta es: “muy estresad@”, “muy cansad@”, “agotad@”, “luchándola”. Creemos que así nos vemos como personas importantes y exitosas. Qué tipo de persona respondería “estoy bien, muy relajado” o “estoy tranquilo, disfrutándome la vida y dejándome llevar”. Si alguien nos responde de esa manera pensaríamos inmediatamente que es un flojo, que con esa actitud no va a llegar a ninguna parte y que su último interés es el éxito y el triunfo. ¿Pero es eso cierto? ¿Realmente la persona exitosa es la que se alimenta del estrés?

Me aterra pensar que estar vivo implica estresarse, que veamos al estrés como algo necesario e importante para llegar al éxito. ¡Me aterra que el estrés sea tan valorado! ¿A dónde llegaremos con esto? No quiero imaginar la salud de las personas que aprendieron a ser exitosas trabajando día y noche, sacrificándolo todo y haciendo lo que sea necesario para ser ‘alguien’.

Aprendimos también que en ciertas situaciones es irresponsable no estresarse o preocuparse. “¿Tu empresa se está quebrando y no estás estresado? Que falta de responsabilidad” ¡Al contrario! Lo irresponsable es estresarse. ¿De qué manera va a sacar adelante la empresa con la presión a mil, con la cabeza completamente nublada y a punta de gritos? Lo responsable aquí es estar calmado, sereno, con la cabeza fría y en silencio para tomar las mejores decisiones. Solo así llegarán las respuestas correctas, solo así saldrá a flote la creatividad y solo así se resolverán las cosas (por lo menos de una manera amable y saludable); y si no se resuelve la situación, si de todas maneras se quiebra, créeme que no fue el nivel de estrés el factor determinante.

Para terminar, voy dejarte una nueva definición de éxito; la aprendí de una persona que admiro y tumba muchas otras definiciones del éxito. Éxito es darme la vida que quiero haciendo lo que me gusta. Una persona no es exitosa por el hecho de tener una vida millonaria, el mejor puesto en una multinacional o por ser famosa. La persona que más se estresa hasta alcanzar lo que quiere no es la más exitosa. Ser exitoso implica ser feliz, tener relaciones positivas, tener tiempo libre para descansar y divertirse, ser saludable y espiritual. La persona exitosa es feliz porque hace lo que le gusta, disfruta su día a día y trabaja con pasión (distinto al estrés); como resultado, gana dinero y se puede dar la vida que quiere y merece.

¡Así que te invito a buscar más éxito y menos estrés! Abrazos

Si quieres tratar temas específicos en tu vida contáctame y agendamos unas sesiones para ti. Pueden ser SESIONES ONLINE si te encuentras fuera de Bogotá (Colombia) o SESIONES PRESENCIALES si estás en Bogotá. 

También te podría gustar...