Las situaciones del pasado que arruinan tu presente

Son muy comunes los casos de personas que llegan a consulta o piden ayuda porque algo pasó en su pasado que marcó sus vidas. Un ‘trauma’ por llamarlo de alguna manera. Una circunstancia que ronda su cabeza todos los días y no los deja vivir en paz ni ser felices. Afirman que les afecta en su vida de pareja, familiar, laboral, en su autoestima y en su vida en general.

Esto que te voy a decir hoy puede contradecir mucho lo que has pensado, lo que te han dicho, o en lo que te has basado desde que esa situación ocurrió. De pronto sentirás rabia o confusión, pero lo que te pido es que leas este artículo con una mente abierta, con una actitud de curiosidad y ganas de vivir de otra manera. Si lo haces así, con una total apertura y exploración, te aseguro que este artículo será útil para ti.

Lo primero que tengo por decirte es que absolutamente nada te hirió. Tanto tú como yo somos seres espirituales (nada que ver con religión, creencias, etc). Somos seres espirituales porque esa es nuestra naturaleza. La mayoría de las cosas no están bajo tu control. No controlas los latidos de tu corazón, ni tu sistema digestivo ni que la tierra gire. Hay algo más, magnífico e infinito y tú haces parte de eso.

Tienes una esencia que es infinita e indescriptible, pero sobre todo es INTOCABLE. Eres intocable, tu esencia es intocable, tu ser es intocable. Nada de lo que te pase, nada de lo que te hagan, por mas fuerte que sea, puede romperla. Nada puede dañarla. Esto también significa que SOMOS SERES RESILIENTES POR NATURALEZA. Aunque no lo notemos tenemos una capacidad innata de recuperarnos ante cualquier adversidad. 

Pero si eres intocable, si no has sido dañado, si todo está intacto y además eres resiliente ¿qué es lo que genera ese malestar en ti? Es tu cabeza. Llevas años enganchado con la situación, dándole significado y dando por hecho que lo que te pasó implica algo. “Si a mi me hicieron esto … es porque yo soy este tipo de persona” “Si a mi me pasó esto … es porque yo me lo busque”, “Si yo viví esta situación … debo estar traumatizado y deprimido”, “Si yo pasé por esto … no merezco ser amado o valorado”.

Quiero que notes que nada de lo anterior es verdadero, que nada implica obligatoriamente nada. Que lo que has venido haciendo es metiéndote de lleno en esas ideas y dándoles alimento. Pero tú mismo puedes parar de alimentarlas, dándote cuenta que no es mandatorio hacerlo, que eso no dice nada de ti, que solo es una situación que te pasó y que probablemente le ha pasado también a miles de personas más. Todos ellos y tú, en su más hermosa esencia, están totalmente intactos.

Por último, te quiero dejar esto ¿qué de esa situación traumática está pasando en este momento? Absolutamente nada. Lo único de esa situación que está pasando hoy es tu pensamiento reviviéndola, nada más. Toma la decisión de no sufrir más, de dejar ese pensamiento pasar y de notar verdaderamente el ser intacto que eres.

Si quieres tratar temas específicos en tu vida contáctame y agendamos unas sesiones para ti. Pueden ser SESIONES ONLINE si te encuentras fuera de Bogotá (Colombia) o SESIONES PRESENCIALES si estás en Bogotá. 

También te podría gustar...