La regla de oro para ser FELIZ

Hace ya algunos años vengo estudiando el tema del bienestar y la felicidad en los seres humanos. Leí decenas de libros sobre felicidad, espiritualidad, relaciones de pareja, liderazgo, éxito, comunicación etc. Pero entre más leía, más tenía que buscar; y entre más disciplinada era, sentía que más me alejaba de ese bienestar que tanto esperaba. ¿Qué era lo que pasaba? ¿Por qué sentía que la felicidad se me alejaba cada vez más? La respuesta es la siguiente: Estaba jugando el juego equivocado.

Cuando estábamos pequeños éramos simplemente felices. Disfrutábamos cada momento, nos maravillábamos de todo a nuestro alrededor, hacíamos de cualquier cosa un juego. Éramos conscientes de un don, de algo magnífico que la Energía Universal nos dio, algo que es innato, infinito, intocable e incondicional: nuestro bienestar interno.

A medida que fuimos creciendo, nos cambiaron las reglas del juego. Nos dijeron (muy equivocadamente) que el bienestar está afuera y que debemos luchar para alcanzarlo. Peor aun, debemos merecerlo. Nos dijeron que tener bienestar es tener dinero, pareja, ser famoso o exitoso. “Tienes que trabajar, luchar, ser disciplinado y tener fuerza de voluntad para alcanzar la felicidad que tanto anhelas.” Nuestra vida se convirtió en una carrera de obstáculos, haciendo todo para alcanzar eso que nos dará bienestar. Y lo peor es que cuando lo alcanzamos, nos damos cuenta que nos falta más o que no nos hizo felices.

Nunca vamos a ganar jugando el juego equivocado. Si no conocemos las reglas, es imposible salir victorioso; y si ganamos, es un golpe de suerte pero no durará.

¿Dónde está el verdadero bienestar? En cada uno de nosotros. Se nos dio desde que nacimos y lo tendremos siempre. Es posible pasar por un momento de dificultad desde el bienestar. No significa estar dichoso; significa ser paciente, tener claridad para actuar, estar fortalecido y calmado. Todos podemos hacerlo, es cuestión de saber que podemos.

Entonces, ¿Cuáles son las reglas del juego? La única regla es notar adentro lo que pensábamos que estaba afuera. Es no luchar día y noche por cambiar nuestras circunstancias, sino más bien explorar nuestro bienestar en ellas. Y si quieres modificar tus circunstancias, estás en todo tu derecho y claro que puedes hacerlo; pero teniendo en cuenta que en ellas no está la verdadera felicidad. Esa está adentro de ti.

Si quieres tratar temas específicos en tu vida contáctame y agendamos unas sesiones para ti. Pueden ser SESIONES ONLINE si te encuentras fuera de Bogotá (Colombia) o SESIONES PRESENCIALES si estás en Bogotá. 

También te podría gustar...