¿Cómo Estás Creando tu Vida?

Si vives en este planeta me imagino que has notado el nivel de estrés, agotamiento, frustración y juicio en el que vivimos la gran mayoría de los seres humanos. ¿Te incluyes dentro de ese grupo?

Eso es de lo que precisamente quiero hablarte. Me encantaría que entiendas por qué son tan pocas las personas que viven realmente felices (sin importar su educación, economía, país o condición); y a partir de ahí quisiera que identificaras en dónde te encuentras tú.

Toda esta infelicidad y afán por “ser alguien” tienen una sencilla explicación: Nos planteamos o nos plantearon mal la ecuación.

Desde niños nos educaron creyendo que el entorno nos define. Para ser una persona exitosa o feliz debes cumplir con ciertos requisitos: debes tener dinero, un buen cargo en tu empresa, fama o reconocimiento, una pareja estable, un hogar feliz, viajar en primera clase, ser delgado o cumplir con ciertos patrones de belleza. Estos son algunos ejemplos que la sociedad, la cultura y la familia nos han impuesto. Es decir que si no cumples con alguna de estas características en tu check list de cosas a alcanzar, no eres una persona valiosa y definitivamente no puedes ser feliz.

Bajo esta forma de pensar es totalmente lógico nuestro afán. Afán de modificar nuestro entorno, a toda costa, para alcanzar esa felicidad soñada. Nos pasamos la vida moldeando las circunstancias. Quiero tener más dinero, quiero conseguir pareja, quiero bajar de peso. Incluso hasta el punto de ir en contra de nuestros valores o hacernos daño a nosotros mismos, a otros y al entorno. De ahí viene precisamente nuestro estrés, nuestra frustración por no conseguir lo que “deberíamos”, nuestros juicios y la preocupación por el qué dirán.

¿Qué pensarías si te digo que todo esto es un invento? Pues sí, es un invento. El paradigma de afuera hacia adentro no tiene nada de cierto. Ni el entorno, ni tus circunstancias definen tu valía. No eres tu trabajo, no eres tu cuerpo, no eres tu dinero.

Lo que quiero que notes es que tu experiencia de vida la creas tú y solamente tú a través de lo que piensas. No tienes el control del 100% de lo que te pasa. La gente se enferma, las empresas se quiebran, las personas cambian. De lo que sí tienes el control es de tu forma de pensar sobre esa situación. Ahí es donde radica tu responsabilidad hacia ti mismo. Si una situación nos definiera, todas las personas actuaríamos de la misma manera ante esa circunstancia. Hay personas que se quiebran y lo toman como aprendizaje para hacer algo mejor y otras simplemente se suicidan. ¿Dónde está la diferencia? En su pensamiento. Es decir que la circunstancia por sí sola es neutra; lo importante aquí es cómo nosotros creamos nuestra experiencia de vida, momento a momento, a través de nuestro pensamiento.

Así es. ¡Eres libre! Libre de pensar. ¿Qué te parece?  Me gustaría que empezaras a notar desde dónde estás partiendo. ¿Estás partiendo de afuera y te creíste el cuento que eso es lo que te define? Te invito a partir desde adentro y a dejar a un lado la lista de logros inventados. Tenlo por seguro que es la primera clave para vivir esa vida de bienestar que tanto anhelamos.

Si quieres tratar temas específicos en tu vida contáctame y agendamos unas sesiones para ti. Pueden ser SESIONES ONLINE si te encuentras fuera de Bogotá (Colombia) o SESIONES PRESENCIALES si estás en Bogotá. 

También te podría gustar...