Así quiero vivir mi vida

Últimamente hemos visto distintas situaciones en el mundo que nos generan tristeza, rabia y dolor. Guerras, asesinatos, pobreza, terrorismo, violaciones. Oigo a la gente decir que cada día estamos peor y que sobrevivir en este mundo es una gran hazaña. No les niego que me afecta enormemente lo que pasa en el mundo y en mi país; esto me llevó a pensar cuál es la mejor manera de ayudar y de afrontar estas circunstancias mundiales. Lo que quiero compartirte es la conclusión a la que llegué yo. No tienes que estar de acuerdo ni hacer lo mismo, simplemente es la manera como yo decidí vivir.

1 La mejor manera de aportar es siendo feliz yo misma y, a partir de ahí, ayudo a todo el que pueda.

Quisiera cambiar muchas situaciones actuales, pero definitivamente eso no está en mis manos; lo que sí está en mis manos es mi vida. Yo puedo ser feliz e influir y contagiar bienestar a todos los que me rodean. Si trabajo todos los días en mi misma, compartiendo lo aprendido y ayudando a todo el que pueda, por lo menos haré la diferencia en mi entorno; y si somos muchos en esta misión haremos un cambio positivo en el mundo.

2 No dejo nada para mañana porque no sé si habrá un mañana

Esta conclusión ha sido muy poderosa para mi vida. A raíz de acontecimientos recientes en los que murieron personas cercanas de manera muy inesperada, decidí en lo posible no dejar nada para después. ¿Quién de ellos habría imaginado que iba a morir ese día? ¿Será que yo en unas horas estaré con vida? No lo sé. Muchos dicen que hay que vivir cada momento como si fuera el último; yo lo veía como una frase de cajón. Hoy lo veo como una realidad y lo quiero aplicar. Antes solía guardar perfumes, cremas o maquillaje para una ocasión especial, una buena botella de vino para un momento de celebración, o unas palabras amorosas para cuando se diera la oportunidad. Hoy quiero aplicarme todas las cremas y perfumes que pueda, tomarme todos los vinos ricos así no haya motivo de celebración, y disfrutar cada vez que pueda lo lindo de estar viva y de compartir con los que quiero. No sé si mañana esté acá, así que lo haré hoy.

Sé que tendré momentos bajos y no todo será perfecto, pero lo que si les puedo asegurar es que siempre trataré de aplicar al máximo mis dos aprendizajes. Los tendré en mi cabeza volviendo a ellos una y otra vez.

Espero que si sientes que alguno de esos dos puede ser útil para ti los apliques también. Creo que es una manera maravillosa de vivir.

Si quieres tratar temas específicos en tu vida contáctame y agendamos unas sesiones para ti. Pueden ser SESIONES ONLINE si te encuentras fuera de Bogotá (Colombia) o SESIONES PRESENCIALES si estás en Bogotá. 

También te podría gustar...